lunes, 30 de marzo de 2009

“Dormir” a un ser humano


Como hombres que somos, continuamente nos enfrentamos ante el misterio de la muerte.

Dado que vivimos en una sociedad utilitarista dominada por el hedonismo, el pensamiento de que la vida sólo vale la pena en la medida en que nos proporciona placer, va ganando terreno. Y así, cuando la vejez o el dolor acechan, se reivindica el “derecho a morir” como una forma de liberar a la persona de un sufrimiento que se antoja absurdo.

Cuando vemos a un animal sufrir, lo “dormimos”, es decir, lo eliminamos, para evitarle una vida de sufrimiento carente de sentido. Y esa es precisamente la reivindicación de los que apoyan la eutanasia: poder poner fin a la vida de las personas que por enfermedad, ancianidad o sufrimiento no gozan ya de suficiente bienestar.

Pero, ¿quién mide la calidad de vida de aquellos a los que se pretende eliminar? ¿No es cierto que hay una tendencia a matar a los que no son útiles, a los que cuestan dinero y a los que son una carga? Si embargo, una cosa es practicar el egoísmo y otra muy distinta es reconocerlo. Volvemos entonces a escuchar el mismo espeluznante argumento que se utiliza para defender el aborto: “lo hacemos por su bien”.

Puede ocurrir que en algunos casos alguien participe en la eutanasia de una persona enferma, incluso que sea colaborador fundamental en su suicidio llevado por una falsa compasión. Pero este sentimiento mal enfocado, no puede justificar la participación en el acto de quitar la vida a un ser humano. Compadecerse, debiera significar soportar junto a alguien un sufrimiento, solidarizarse, prestar ayuda, apoyo material, espiritual y moral, pero nunca, eliminar el sufrimiento, matando a quien lo padece.

«Nada ni nadie puede autorizar la muerte de un ser humano inocente, sea feto o embrión, niño o adulto, anciano, enfermo incurable o agonizante. Nadie además puede pedir este gesto homicida para sí mismo o para otros confiados a su responsabilidad ni puede consentirlo explícita o implícitamente. Ninguna autoridad puede legítimamente imponerlo ni permitirlo».

Congregación para la Doctrina de la Fe, Decl. Iura et bona, sobre la eutanasia (5 mayo 1980).

11 comentarios:

Ricardo dijo...

Es difícil entender el sufrimiento si no encuentra el sentido de la vida. De ahí parte la ida de que cuando hay dolor o vejez vale más acabar con todo. Victor Frankl lo expresa muy bien en “El hombre en busca de sentido”.

Emilio dijo...

Creo que lo que vimos en el caso de Eluana fue todo menos morir con dignidad. Buen post!

Javi dijo...

Ya sabras por mi blog, que estoy contra la cultura de la muerte y comtra toda injusticia, así que estoy totalmente de acuerdo contigo en todo lo que escribes, sigue defendendiendo los derechos de todo ser humano, es una hermosa labor, y gracias por visitar mi blog.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Se conoce como intrusismo al Ejercicio de actividades profesionales por persona no autorizada para ello. Cuando una persona actúa como médico o abogado sin tener la correspondiente acreditación se le denuncia por intrusismo.
Cuando un equipo de gobierno actúa como si fuera Dios sin serlo es un caso evidente de intrusismo, ¿Dónde se podría denunciarlo?

Juanjo dijo...

No se puede respetar la dignidad del ser humano, cuando de repente se afirma que una vida “no es digna” de ser vivida por enfermedad o minusvalía. Un país que mata a sus hijos está gravemente enfermo.

Anónimo dijo...

Que tratemos a las personas como a los animales, y a los animales como a las personas, da una idea de cómo estamos. Sus@ana

Guerrera de la LUZ dijo...

Dios es mi único Dueño.
El me ha dado la vida y El me llevará a su lado cuando mi tiempo haya cumplido.
Es asi de sencillo.

Para quienes no tienen fe, acabar con la vida de cualquier persona es algo de sentido común aplastante, pero nada... no lo ven.

Maldita cultura de la muerte.

Besitos Eli.

eligelavida dijo...

Solo me gustaría recordar las palabras del padre de Terri Shiavo con motivo de las amenazas a la vida de Eluana Englaro, luego tristemente asesinada:

“Los partidarios de la eutanasia le dirán que hacer morir de hambre y sed a una persona con daños cerebrales no causa dolor. Yo he sido testigo de este tipo de ejecución y le puedo asegurar que es falso. Se trata de la muerte más dolorosa que un ser humano pueda experimentar. Ésta es la razón por la que siempre se lleva a cabo en la más estricta reserva, lejos de testimonios y grabaciones. Mi hija parecía un detenido de los que se ven en los documentales sobre los campos de exterminio nazis, por lo que no quiero que nadie más muera de esta manera”.

Luisa dijo...

Lo que yo digo:o espabilamos o matan hasta al apuntador.

Anónimo dijo...

Eli, ¿Qué te ha parecido las respuestas del Sr. Rajoy a las preguntas sobre las celulas madres y el aborto?

Salvador Pérez Alayón dijo...

Cuando la esperanza de alcanzar la plenitud está puesta en disfrutar las cosas de este mundo, estamos poniéndonos a la altura de los animales. Todo acaba con la muerte y, en consecuencia, cuando la muerte está cerca la mejor salida es dejarla entrar y evitar sufrir.
Contradicciones una tras otra. Primero, porque se sufre y un sufrimiento sin sentido, ni esperanza; segundo, porque toda nuestra existencia pierde su sentido y su razón de ser limitada en una vida donde más se sufre que se goza, al menos para la mayoría. ¿Tiene algún sentido, desde ahí, la Creación?
Es lamentable la ceguera de tanto intelectual que se autoproclaman dirigentes de un país y, condenándose ellos mismos, nos quieren condenar a nosotros también. Es incomprensible la multitud de sin sentido, contradicciones, indicisiones, falta de criterios, dudas, y no acabaría de expresar, cuando se nos exige el cinturon de seguridad en el coche y, luego, se mata al niño que vive en el seguro seno de su madre, precisamente, porque caprichos hedonistas y egoístas.
Es incomprensible comprobar los avances médicos para curar, y, por otro lado, las legalizadas muertes para matar. Digamos que la vida empieza a ser una ruleta de la muerte donde cada uno tendrá su propia suerte. En ese contexto, mi razón me dice que el Creador no hizo bien las cosas, o está tan ciego como los que hoy gobiernan el mundo.
Evidentemente, nuestro PADRE DIOS, se cae de maduro por su propio peso, nunca hubiese creado un mundo así, porque no tendría sentido, y porque sería contradecirse. DIOS es amor y el hombre, a quíen le ha dado vida, es su obra máxima. ¿Cómo la va a condenar a ésta vida perra que nos quieren llevar esta manada de ciegos? DIOS nos ha creado para salvarnos y hacerno plenamente felices.
Un fuerte abrazo en XTO.JESÚS.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).