sábado, 14 de marzo de 2009

Cristo, reconocido por un niño no nacido


¿Qué sentido tendría hablar de la dignidad del hombre, de sus derechos fundamentales, si no se protege a un inocente, o se llega incluso a facilitar los medios o servicios, privados o públicos, para destruir vidas humanas indefensas?

¡Queridos esposos! Cristo os ha confiado a su Espíritu para que no olvidéis sus palabras. En este sentido sus palabras son muy serias: “¡Ay de aquel que escandaliza a uno de estos pequeñuelos! ... sus ángeles en el cielo contemplan siempre el rostro del Padre”.

El quiso ser reconocido, por primera vez, por un niño que vivía aún en el vientre de su madre, un niño que se alegró y saltó de gozo ante su presencia”.

HOMILÍA DE JUAN PABLO II en Madrid, el 2 de noviembre de 1982, en la celebración de la Misa para las familias durante su viaje apostólico a España.

9 comentarios:

Aguijón dijo...

No lo quieren ver. Lo que no se atreven a decir es cuando es una vida independiente, su "negocio" se les viene abajo. Una cosa es vida independiente (que funcione por sí sólo) y otra cosa es que necesite la "habitación" de la madre para poder vivir... Vende mucho en este mundo progre considerar una gestación como un apéndice... qué pena.
Buen fin de semana,

ARCENDO dijo...

SIEMPRE SI A LA VIDA. saludos.

Ricardo dijo...

Yo era muy joven, pero estuve en Madrid cuando el primer viaje del Papa. Al poco tiempo, se aprobaba el aborto en España ante la pasividad habitual de nuestra sociedad.

FOTELIAS dijo...

Hola amiga.
Ayer estuve en una reunión en la que se tenia preparado un tema sobre los medios de comunicacion en el día de hoy, pero me llevé una sorpresa, la persona que se tenia previsto para el coloquio no pudo venir y pusieron otro documental... era el del "aborto"; me empezó a latir el corazón deprisa como diciendome la frase aquella de la pelicula BELLA de Eduardo Verastegui: "Si quieres que Dios se ria, cuentale tus planes",; Él siemple te sorprende y ayer me sorprendió.
Cuando he visto el minidocumental en esta tu entrada/post, ha habido momentos en que me emocionado (lo vi tambien ayer en dicha reunión) por ejemplo cuando dice su Santidad: ... no se pùede legitimar la muerte de un inocente....
Por lo tanto, ha llegado el tiempo de GRITAR al mundo, no sólo por medio de la RED sino dando TESTIMONIO DE VIDA y POR LA VIDA a todos, que nó se digan nuestros hijos en el mañana que nosotros NO HICIMOS NADA ante esta BARBARIE.
HA LLEGADO LA HORA DE LA ACCIÓN EN DEFENSA DE LA CAUSA MÁS NOBLE DE TODO SER HUMANO...LA VIDA.
En la entrada de "Unidos por la Vida" e he puesto dos enlaces:
1.- El Manifiesto.
2:- Y lo que me comentabas. La Carta a Esperanza Aguirre.
QUE DIOS TE BENDIGA.
FOTELIAS

Anónimo dijo...

Qué carisma tenía Juan Pablo II y qué claro hablaba. Es increíble que a muchos católicos todavía les queden dudas sobre temas cmo el aborto o la eutanasia. Un saludo. Ignacio S.

icue dijo...

Tienes un premio en mi blog
Con cariño

Angelina de Maria dijo...

me paso a dejar mi huella ,y a decirte eligolavida...
que triste el mundo que nos rodea.
pero me sobra fe para creer que puede cambiar .

siempre mirando a la vida.
abrazos de angelina de maria.

Gloria dijo...

Me ha encantado esta foto preciosa de Juan PabloII, aún me salta el corazón cuando lo veo, siempre me llegó tanto. Gracias

Respecto a lo que dices, para algunas persona la vida tiene un valor relativo no sé por qué, para nosotros no, cada vida es importante siempre!! Cariños
Te pongo en mis favoritos.Gloria

Ivan dijo...

Muchisimas gracias por el video, me quedo con la frase de Juan Pablo II diciendo que como se le podia negar la vida al ser mas inocente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).