martes, 3 de febrero de 2009

La hipocresía del “lo hacemos por su bien…”


Al parecer el Comité de Expertos del Ministerio de Igualdad está preparando un documento para elaborar una ley que permita abortar hasta las 22 primeras semanas en caso de anomalías físicas o psíquicas del feto. Nuestros gobernantes dejan chiquito al Dr. Mengele y por fin van a lograr su sueño: ¡conseguir mejorar la raza! Sin afirmar nada semejante, por supuesto, que así dicho, suena fatal. Es mejor decir: “lo hacemos por su bien”. ¡Faltaría más!

Lo cierto es que el ser humano “no perfecto” es despreciado como una vida carente de valor. Hoy los avances científicos hacen que resulte imposible negar que el embrión y el feto sean seres humanos. Pero, al mismo tiempo, los adelantos técnicos permiten diagnosticar una malformación durante el embarazo y esto plantea a padres y médicos la posibilidad de “evitarle” al niño el sufrimiento. ¡Menuda solución! Superar el dolor matando a quien lo padece... Pero, ¿quién está más enfermo, el niño discapacitado o el que es capaz de eliminarlo?

Entonces, ¿un discapacitado no tiene derecho a nacer? Resulta muy triste ver que hay padres que rechazan e incluso están dispuestos a matar a un hijo porque padece alguna discapacidad. ¿Es por miedo al sufrimiento? ¿Es simplemente por egoísmo? ¿Es porque la sociedad no apoya a los discapacitados y un hijo enfermo es “caro” o está mal visto? ¿Acaso el sufrimiento se cura con la violencia de una muerte anticipada?

El artículo 15 de la Constitución Española dice que “todos tienen derecho a la vida”, pero ya hemos comprobado que todos, lo que se dice todos… es evidente que no. En España se practica y se apoya el aborto eugenésico, y el Estado permite el asesinato de las personas a las que más debiera proteger.

¡Basta ya de silencio ante estas atrocidades! Ya sabéis que se dice que la vida es muy peligrosa, pero no sólo por las personas que hacen el mal, sino también por aquellas que se sientan a ver lo que pasa.

7 comentarios:

Angelina de Maria dijo...

LA VIDA SEA PLENA Y SIN DEFECTOS O CON ELLOS ,ES LA VOLUNTAD DE DIOS.
REZEMOS MAS PARA QUE SEAMOS UNO EN JESUS...
DIOS ES PARA TODOS LOS BUENOS ,LOS MALOS,LOS LINDOS Y FEOS.
NO DEJEMOS QUE LOS PERFECCIONISTAS AVANCEN. SOLO DIOS ES PERFECTO
BENDICIONES ANGELINA DE MARIA

c3po dijo...

Según ese planteamiento legal, un amigo mío, enfermo crónico de riñón, higado, pancreas y corazón, no habría nacido, ni podría ser hoy día un gran profesional, con responsabilidades públicas.
En fin, se lo diré en cuanto lo vea para decirle que se ande con ojo, no sea que se les ocurra aplicarle ahora el aborto con efectos retroacivos (tmabien llamado eutanasia).
Lo mejor sería declarar al ser hunmano como especie en vías de extinción.

Sinretorno dijo...

Bravo por su blog valiente y claro. Que los buenos no hagan nada , es el ideal de los que anestesian las conciencias.

Anónimo dijo...

Querer que alguien no sufra no es una hipocresía. Hay que ser muy cruel para poder evitarle a un niño una vida de sufrimiento y no hacerlo. MC

eligelavida dijo...

MC.: La cuestión es que el ser humano que nace con una discapacidad también tiene derecho a vivir. Hay veces en que el sentimentalismo (“lo hacemos por su bien, para que no sufra”), lleva a la muerte, sin tener en cuenta que la persona enferma tiene una dignidad infinita, exactamente igual que la que está sana. La dignidad humana no depende de la enfermedad o de la salud, como no depende tampoco de la riqueza, la situación social o la capacidad intelectual de cada cual. Un saludo.

Angelina de Maria dijo...

llenate de vida y sigue publicando cosas distintas,que nos saquen de esa rutina egoista...

exitos!!!!!

te abrazo con el corazon ...

angelina pa servirte...

Amig@mi@ dijo...

Con mi última hija me plantearon hacerme la prueba de la amniocentesis ...
Dije no.
Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).