martes, 10 de febrero de 2009

Eluana ha muerto


No estaba mantenida con vida artificialmente ni conectada a ningún aparato. No sufría de encarnizamiento terapéutico. Simplemente, no moría. Por ello y no por otra cosa, ha sido “ayudada a morir” a base de negarle el alimento y el agua. Negar a un ser humano los cuidados más elementales de alimentación e hidratación es un homicidio, por mucho que se oculte bajo una falsa piedad.

Hace años vivimos una historia semejante. La joven americana Terri Schiavo murió de un ataque al corazón sobrevenido como consecuencia de una bulimia severa. Terri, al igual que Eluana, fue privada de alimentos e hidratación con la intención de causar su muerte.

El padre de Terri, que se opuso en su momento a que se aplicase la eutanasia a su hija, dirigió hace unos días una carta al padre de Eluana. En ella afirmaba:

"Los partidarios de la eutanasia le dirán que hacer morir de hambre y sed a una persona con daños cerebrales no causa dolor. Yo he sido testigo de este tipo de ejecución y le puedo asegurar que es falso. Se trata de la muerte más dolorosa que un ser humano pueda experimentar. Ésta es la razón por la que siempre se lleva a cabo en la más estricta reserva, lejos de testimonios y grabaciones. Mi hija parecía un detenido de los que se ven en los documentales sobre los campos de exterminio nazis, por lo que no quiero que nadie más muera de esta manera”.

Desgraciadamente Eluana ha muerto ejecutada de forma cruel y atroz. Su vida fue declarada “no digna” de ser vivida y por ello, ahora es una víctima más de la Cultura de la Muerte. Descanse en paz y que Dios tenga misericordia de sus verdugos.

14 comentarios:

Terly dijo...

He sentido una enorme tristeza cuando he sabido de su muerte, no deja de ser un asesinato de la forma más cruel de todas, privandole de la alimentación y de la hidratación. No obstante lo anterior, vengo de visitar el blog de Arcendo, http://arcendo.blogspot.com/ y en cierto modo me ha levantado el ánimo leer la forma en que enfoca este lamentable suceso, te animo a que lo leas.
Gracias por tu visita y un beso.

Anónimo dijo...

Un día triste que acaba con un simple minuto de silencio. Espero que esta muerte no haya sido en vano. Carmen

Interruptor dijo...

También he puesto mi primer post de hoy sobre esto. Sospechaba que coincidiríamos en ello.

Recemos por ella.

Yo he pedido una oración por su padre y sus verdugos, para que se arrepientan de su error. En este sentido hay ejemplos que animan a orar por gente así, el ejemplo más llamativo que conozco es el caso del doctor Bernard.Nathanson (el que fuera el rey del aborto hasta que se dio cuenta de la barbaridad que estaba haciendo y se transformó en el más firme defensor de la vida desde su concepción).

Recemos, quién sabe si alguno de estos verdugos es capaz de rectificar su camino.

Un abrazo.

CRIS dijo...

Hola, ¡Por fin puedo visitar tu blog!, lástima que sea para compartir post sobre algo tan triste y tremendo...algo doloroso que sólo puede consolar a quien piense que el amor de Dios es más grande que cualquier sufrimiento de los hombres.

Yo sé que ella estará ahora en paz...y espero que su caso sea un testimonio que mueva a muchas personas a replantearse el verdadero sentido de la existencia y el valor de la persona, por encima de su estado físico.

Un abrazo

CRIS dijo...

¡Por cierto, te enlazo!

Anónimo dijo...

La verdad es que ha habido tantas noticias contemplando el caso desde tantos ángulos distintos que a ratos deseaba que la pobre Eluana pudiera descansar en paz, que no la tuvieran con vida de una forma artificial… Ya no sé que pensar.

eligelavida dijo...

Respuesta al último mensaje

No me cansaré de repetir que hay una gran diferencia entre tener a alguien con vida artificialmente, cosa que nadie desea, y alimentar a una persona que no puede valerse por sí misma. Te recuerdo las palabras de Juan Pablo II:

“El enfermo en estado vegetativo, en espera de su recuperación o de su fin natural, tiene derecho a una asistencia sanitaria básica (alimentación, hidratación, higiene, calefacción, etc.), y a la prevención de las complicaciones vinculadas al hecho de estar en cama.

La administración de agua y alimento, aunque se lleve a cabo por vías artificiales, representa siempre un medio natural de conservación de la vida, no un acto médico.

El único resultado posible de su suspensión es la muerte por hambre y sed.

La simple duda de estar en presencia de una persona viva implica ya la obligación de su pleno respeto y de la abstención de cualquier acción orientada a anticipar su muerte.”

SB dijo...

Bueno ... sea Dios siempre nuestra guía y nuestra fortaleza !!!

Saludos, SB

Ivan dijo...

No se como han sido capaces de no ver que era un persona mas.Aunque estuviera en estado vegetativo vivia por sus propios medios y la verdad pienso que dejar de alimentar e hidratarla ha sido una crueldad.
Que en paz descanse y ojala este con Dios.

Luisa dijo...

Eluana.Me enteré y elevé una oración.Ella está liberada de todo dolor,pero los que se quedan tendrán que afrontar su decisión.
Es muy triste su muerte.
Gracias por enlazarme.
Un salu2!

Ricardo dijo...

Hoy aparece este artículo de Juan Manuel de Prada en Almudí.org sobre el tema de la eutanasia

http://www.almudi.org/tabid/36/ctl/Detail/mid/379/nid/3740/pnid/0/Sarcasmos/eutanasicos/Default.aspx

en el que describe muy bien como para nuestra sociedad, la «vida humanamente digna», es aquella que puede disfrutarse en plenitud;mientras que la vida doliente, acechada por los padecimientos, se convierte de inmediato en vida indigna y prescindible.

Ivan dijo...

ok muchas gracias, yo tambien te pondre un enlace ;)

Inés dijo...

Es tremendo el poco valor que se da a la vida cuando no es productiva para la sociedad.Da miedo pensar hasta donde podemos llegar con este culto al bien-estar.Tenemos que rezar más y hablar también más.

Amig@mi@ dijo...

Triste, muy triste, pero lo peor es que la tristeza es nuestra y no de los que la rodean, que estarán celebrando su exito

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).