lunes, 23 de febrero de 2009

El estigma de la enfermedad


A comienzos del siglo XX la mentalidad eugenésica estaba tan extendida que diferentes corrientes de pensamiento que abogaban por el “perfeccionamiento” de la raza humana se fijaron como objetivo la eliminación de los enfermos, débiles y disminuidos.

¿Y cómo se pretendía eliminar a los discapacitados físicos y mentales? Pues sencillamente, impidiendo que cualquier persona sospechosa de engendrar un hijo “no perfecto” pudiera reproducirse. En Europa, EE.UU y Centroamérica se promulgaron leyes que obligaban “a la esterilización de los ejemplares humanos indeseables de reproducción y a la preservación de la especie humana contra cualquier causa de degeneración”. Como consecuencia de esta mentalidad eugenésica, surgieron los primeros grandes abortorios, destinados ante todo a la eliminación de la descendencia de los pobres, marginados, enfermos y razas consideradas inferiores.

Esto que parece historia, no fue más que el comienzo de la Cultura de la muerte en la que vivimos inmersos. El ser humano “no perfecto” sigue siendo despreciado y vilipendiado y es, ahora más que nunca, víctima de la eugenesia. Por supuesto, hoy en día ésta se practica bajo una fina capa de “derechos humanos” y al amparo de las más modernas “democracias” utilizando, cómo no, la habitual manipulación del lenguaje. Se habla de “derechos reproductivos y sexuales”, del “derecho de la mujer a su propio cuerpo”, del “derecho de opción” y de la necesidad de suprimir el dolor y el sufrimiento de aquellos que no pueden tener una “calidad de vida” apropiada.

Los medios científicos y tecnológicos se ponen al alcance de esta mentalidad asesina. La amniocentesis y la biopsia corial son pruebas de diagnóstico habituales en la medicina, y rara vez se realizan con el fin de ayudar al feto ante una posible malformación o problema genético. Lo que pretenden es la eliminación de aquellas vidas humanas que no van a nacer perfectas. Detectar una anomalía cromosómica antes del parto no la hace curable. Y sin embargo, se invierte una gran cantidad de dinero en estas pruebas, y muy poco en los tratamientos posteriores y la estimulación de estos niños.

Antes, estar enfermo o disminuido suponía ser merecedor de los cuidados y del cariño de los otros. Hoy, supone tener impresa una marca que acredita que la víctima es un buen candidato para la eliminación. El diagnóstico prenatal se encamina, no a buscar soluciones ante un eventual problema, sino a averiguar quienes llevan el estigma de la enfermedad o de la discapacidad y son por ello candidatos para la muerte.

10 comentarios:

Terly dijo...

Ha sido criticado, escrito y hecho películas por la progresía, y con razón, sobre la Alemania Nazi y los horrores de la eliminación de miles y miles de judios por el simple hecho de serlos y yo me pregunto: ¿Qué diferencia existe entre lo que hicieron aquellos salvajes y las salvajadas que están cometiendo nuestros políticos al permitir mediante sus propias leyes el asesinato de otros miles y miles de seres tan inocentes como aquellos?
Alguien tendrá que parar esta sinrazón.

ulpiano dijo...

Ayer precisamente, el Papa Benedicto hablaba de que toda vida humana tiene la misma dignidad, cosa que muchas veces hoy se olvida. Parece que sólo los sanos e inteligentes merecen vivir.

Víctor dijo...

Acabo de descubrir tu blog. Somos muchos los que nos interesamos por el tema de la defensa de la vida, y no sólo ahora que el PSOE amenaza con la nueva ley de plazos, sino siempre, por lo que te agradezco la explicación sobre la píldora del día después. Como dices, es una técnica abortiva más, y no porque el aborto sea de menos tiempo, es por ello menos grave.

Anónimo dijo...

Me gustaría instar a las parroquias a que escuchen las voces de los Obispos que han declarado el año 2009 como año de oración por la vida, para que introduzcan una breve oración por la vida en las preces de la Misa, igual que se pide para que desaparezca el terrorismo. Un saludo. Carmen

FOTELIAS dijo...

Me considero preso en un gran campo de concentración -como el de Auschwitz- que es este planeta TIERRA.
Estamos viviendo uno de los más duros momentos de la HUMANIDAD, la de su propia autodestrucción.
La gente me puede tachar de catastrofista, sentimentalista o de la manera que quieran pero es la pura realidad y dura realidad www.durarealidad.com ; cuando la propia mujer que se queda en estado y lo único que pasa por su cabeza es la de eliminar la vida que lleva dentro...venga bien o venga mal... aquí pasa algo muy grave... SE ESTÁ CONVIRTIENDO EL SENO MATERNO EL LUGAR MÁS PELIGROSO DE ESTE MUNDO.
Se está dando un peligroso pulso a la naturaleza buscando la perfección de la humanidad, ninguneando/matando todo indicio de no perfección.
BENDICIONES.
FOTELIAS.

José Miguel dijo...

Buen post. El problema que planteas es de difícil solución. Hay que recordar que el pueblo alemán era muy culto; sin embargo, consintió las aberraciones de los nazis. Para nuestros clásicos la verdadera sabiduría radica en la distinción del bien y del mal.

Carlos dijo...

La eugenesia pretende llegar a una sociedad de personas sanas e inteligentes. En teoría, una meta muy atractiva, todos con cuerpos danone. Pero para ello, utiliza medios absolutamente inmorales, encaminados a eliminar a todo aquel que no da la talla.

Con este argumento, se han justificado históricamente las violaciones de los derechos humanos y los genocidios. Ahora se hace bajo cuerda, hablando de los derechos de los pobres, se les facilita el aborto y la esterilización y se va acabando con los pueblos más subdesarrollados.

eligelavida dijo...

La eliminación de los débiles ha sido promovida por muchos, no sólo por el nacismo. Margaret Sanger en EEUU, a quien hace unos dediqué una entrada, fue una de las grandes defensoras de la eugenesia y fundadora de Planned Parenthood, una de las más grandes plataformas promotoras del aborto a nivel mundial.

Anónimo dijo...

Mientras siga habiendo gente que se escandaliza con la eugenesia y los niños elegidos a la carta, pero que luego afirma que cada cual siga su conciencia… vamos mal.
Gustavo C.

mama de Teresa dijo...

Hola, totalmente de acuerdo con las palabras que pusiste en el blog de Teresa.
Esta sociedad solo piensa en el yo, yo, yo, y yo. Nadie piensa en el otro.
Todos son derechos para adquirir pocos compromisos. Y si hace falta llevarse una vida por delante, pues no pasa nada.
Triste legado dejamos a nuestros hijos.
El hijo perfecto no existe. Existe el hijo criado con amor y dedicacion.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).